¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir el producto más adecuado para una fachada?

faq3_1

Los revestimientos para fachadas deben actuar como la piel humana: ser transpirables y a la vez impermeables (evitando la penetración de agua). El revestimiento debe ser una barrera que proteja al edificio del agua de lluvia y, a su vez, permita el paso del vapor de agua del interior del edificio hasta el exterior, evitando ampollas y desconchados.

  • La pintura debe ser resistente a la alcalinidad. Si no se respetan los 28 días de fraguado del hormigón nuevo, pueden aparecer problemas de manchas, ampollas o mala adherencia. Esto se extiende también a la aplicación de “parches” nuevos de cemento en rehabilitación.
  • Estabilidad del color: los pigmentos utilizados en la composición del revestimiento deben ser totalmente sólidos a la luz.
  • Adherencia: la pintura debe fijarse totalmente en el soporte.
  • Resistencia al asentamiento de microorganismos: una mala difusión del vapor de agua a través del muro produce condensaciones, que en ciertas condiciones de temperatura y humedad, favorecen la aparición de mohos.
  • Repintable.

​Existe una amplia gama de sistemas de protección de fachadas, la elección de uno u otro dependerá de los objetivos del proyecto, a nivel técnico y económico. Renova, líder en  rehabilitación de fachadas, ofrece productos con óptimas propiedades en cada categoría:

  • Revestimientos orgánicos al agua (acrílico y elástico): Procotex, Proakril, Procoflex
  • Revestimientos orgánicos al disolvente: Procolite
  • Revestimientos minerales al agua: Procosil
  • Revestimientos en dispersión de Polisiloxano al agua: Prosilox

 

​Si bien la calidad de un revestimiento es clave en la prevención de futuras patologías, es indispensable la buena adecuación y preparación de la superficie. En ocasiones ésta se omite por temas económicos, sin considerar que una deficiente preparación conlleva un mal resultado y, en consecuencia, un mayor coste.

Es fundamental comprobar que la superficie está seca, exenta de polvo o eflorescencias, y limpia de líquenes, moho y microorganismos.

Buenas prácticas de pintado:

  • Respetar el plazo de 28 días de fraguado del cemento
  • Pintar a la temperatura adecuada y sin previsión de lluvia
  • Utilizar una sola fabricación y pintar paredes enteras para evitar variación en el color
  • Limpieza de la superficie
  • Reparaciones uniformes con una misma textura
  • Imprimación adecuada
  • Utilizar herramientas adecuadas
http://www.procolor.es/preguntas_frecuentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *