Técnica Decapé a dos colores

Técnica Decapé a dos colores

Hola a tod@s, hoy os vamos a mostrar como realizamos en el taller la Técnica Decapé a dos colores. En ocasiones, me habéis preguntado, porqué cuando lijamos la capa superior nos llevamos también la inferior y se acaba mostrando la madera. Vamos a explicaros paso a paso como hacerlo de forma que esto no ocurra.

Para empezar os dejo la lista de la compra:

1.- Esmalte acrílico (al agua) Color Base, el primero, en nuestro caso el  Arena Tostada y el color del Decapé el segundo, en nuestro caso el Azul Vintage.

2.- Cera Incolora

3.-Estopa o estropajo de fibra natural, crin…

4.- Lana de acero, grano fino o medio.

5.- Brocha de esmaltar.

6.- Aguarrás.

7.- Esponja de lija de grano fino.


Paso Primero:

limpiamos bien la pieza con aguarrás para retirar restos de cera y grasa y neutralizamos con agua y jabón, dejamos secar la superficie antes de pintar.

Paso Segundo:

Procedemos a dar el color base, dos manos, entre capa y capa lijamos con una lija de esponja de grano fino para eliminar impurezas, del secado o de la pintura.

 

 

Paso Tercero y el más importante:

Sellamos el esmalte del color base, esto quiere decir, que lo pulimos y le cerramos el poro. Con estopa, vamos frotando la superficie para no permitir que la capa de esmalte que vamos a aplicar después tenga agarre mecánico, es decir penetre en el poro, así tendrá solo un agarre químico y su adherencia al esmalte inferior será buena pero nos permitirá realizar nuestro decapé a dos colores.

Con estopa, vamos frotando la superficie para no permitir que la capa de esmalte que vamos a aplicar después, tenga agarre mecánico, es decir penetre en el poro, así tendrá solo un agarre químico y su adherencia al esmalte inferior será buena pero nos permitirá realizar nuestro decapé a dos colores.

 

 

Paso Cuarto:

Procedemos a pintar con el color del decapé es decir el final, el que queremos que predomine. aquí os muestro como hemos dado sólo una mano y no muy perfecta pues la vamos a desgastar. Esperamos a que el color azul esté seco al tacto, si esperamos más tiempo nos cuesta más desgastar, por lo que con que esté tiempo será suficiente.

 

 

Paso Quinto:

Manchamos la lana de acero con cera incolora y vamos desgastando toda la superficie pintada. Si no queréis acabar a la cera, desgastáis con la lana sin ella. Como se aprecia en la imagen la pintura se va levantando donde vamos pasando la lana y en ningún momento nos aparece la madera, solo el color arena.

 

Una vez desgastada toda la superficie, la superficie queda con el siguiente aspecto. El brillo final que aparece en la superficie lo hemos conseguido puliendo de nuevo con la estopa la cera una vez que esté seca, no antes si no la retiraríamos.

 

 

 

En esta imagen quería mostraros el contraste de dejar el sobre con el brillo de la cera y el resto de la pieza mate y sin brillo, con el empolvado que tiene este esmalte. Para conseguir que quede más mate debemos lijar con la esponja de grano fino el esmalte arena quedando la superficie empolvada, sin trazas del brillo que le da la brocha al esmaltar.

 


http://www.eltallerdeloantiguo.com/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *